Hace no muchas semanas que profundizamos en los riesgos para la salud de la uralita. A modo resumen y para quienes no quieran entrar a leer dicho artículo, la uralita con amianto puede, tras una exposición muy continuada en el tiempo, provocar enfermedades tan graves como la asbestosis, el mesotelioma o el cáncer de pulmón. No obstante, no toda uralita con amianto provoca estos daños. O, mejor dicho, no siempre. Y por eso hoy vamos a ver cuáles son los peligros de los tejados de uralita en cada momento.

Peligro tejado uralita

La uralita, llamada en realidad fibrocemento, es un material conformado por el cemento, que actúa a modo de aglomerante, y unas fibras de amianto. Así, durante la mayor parte del tiempo las microfibras de amianto se mantienen adheridas al conjunto gracias a la fuerza aglomerante del cemento. Esta es la razón por la cual la normativa vigente actual en materia de amianto no obliga a la retirada de la uralita de amianto cuando se encuentra en buen estado. La pregunta es: ¿cuándo comienza el peligro del tejado de uralita?

Muy sencillo: cuando la uralita comienza a deteriorarse. Es entonces cuando el aglomerante puede no tener la fuerza suficiente para mantener adheridas a todas las micropartículas de amianto y algunas comienzan a desprenderse al ambiente. Es ahí cuando comienza el peligro del tejado de uralita dado que las personas que se encuentran cerca del tejado empiezan a inhalar algunas de estas micropartículas. La biopersistencia de estas las hace resistir mucho en los tejidos humanos, provocando daños muy significativos.

Peligros tejados uralita

Ese deterioro de la uralita de amianto, que puede ocurrir tanto en un tejado de uralita con amianto como en una tubería de uralita de amianto o cualquier otro elemento conformado por dicho material, depende de un sinfín de factores ambientales. Incluso el propio paso del tiempo que, como es lógico, va desgastando poco a poco el material hasta debilitarlo. En ese sentido, los peligros de los tejados de uralita comienzan además cuando estos alcanzan el final de su vida útil, cuya cifra exacta varía en función del amianto.

Después de todo, amianto es un concepto que engloba seis minerales diferentes, todos ellos metamórficos y fibrosos. Algunos de ellos han sido más utilizados que otros. Es el caso del amianto blanco y del azul. Otros, como el amianto amarillo, han sido empleados de una manera más limitada. En cualquier caso, todos tienen capacidad tóxica sobre el ser humano y debemos protegernos debidamente de ello. No nos confiemos. Al fin y al cabo, el peligro del tejado de uralita siempre está ahí hasta que lo retiramos definitivamente.

Tejado uralita peligro

¿Crees que el tejado de tu inmueble podría estar fabricado con uralita de amianto? ¿Estás convencido? Pues, en ese caso, te animamos a contactar con nosotros de inmediato para que podamos realizar una inspección profesional y determinar las condiciones actuales de la uralita con amianto. Una vez sepamos en qué estado se encuentra podremos tomar una decisión inteligente. Somos especialistas en determinar los peligros de los tejados de uralita y de acabar con ellos a través de procedimientos avanzados.

Peligros tejados uralita

Por último, y antes de marcharnos, es imprescindible hablar de los tejados de uralita sin amianto. Por dos razones diferentes. Por un lado, porque podría ser que tu inmueble tuviera efectivamente uralita, pero libre de amianto y fabricada con fibras de plástico o vidrio. Por otro lado, porque podemos utilizar alguna de las uralitas sin amianto presentes en el mercado para sustituir la uralita con amianto que retiremos del edificio.