Uralita es una palabra ultra conocida dado que se encuentra asociada indefectiblemente a uno de los males más notorios de la salud pública: el amianto y sus consecuencias en la salud de las personas. Pero esto solo resulta cierto para algunos tipos de uralita, mientras que resulta completamente falso para otros. Y esto es precisamente lo que vamos a hacer en este nuevo artículo de nuestro blog especializado: hablar acerca de la gran variedad de uralitas que podemos encontrarnos en los inmuebles españoles.

Tipos de uralita

En primero lugar tenemos que hablar efectivamente de las uralitas con amianto. Estas son las uralitas que, a lo largo de varias décadas, han provocado daños irreversibles en la salud de miles y miles de personas. Y es que la exposición continuada al amianto puede provocar enfermedades tan graves como el mesotelioma de pleura, el cáncer de pulmón o la asbestosis. El amianto es un potente cancerígeno y los tipos de uralita que lo contienen están prohibidos en nuestro país. Aunque siguen quedando en muchos edificios.

En concreto, podemos encontrar hasta seis tipos de uralitas con amianto. El motivo es sencillo: amianto es una palabra que refiere a seis minerales metamórficos fibrosos diferentes, por lo que existen uralitas que se componen con cada uno de ellos. Si bien algunos amiantos son más habituales, todos ellos eran empleados y todos ellos tienen poder nocivo. Son los siguientes: crisotilo o amianto blanco, crocidolita o amianto azul, amosita o amianto marrón, antofilita o amianto amarillo, tremolita o amianto gris y actinolita.

Tipos de uralita para tejados

Por supuesto, las diferentes uralitas con diferentes amiantos estaban destinadas a diferentes usos. No todas esas uralitas con amianto eran empleadas en los tejados. En cualquier caso, hay que recordar que en el 2002 entró en vigor una normativa que prohibía definitivamente la explotación y la comercialización de la uralita con amianto en cualquiera de sus formas. Es entonces cuando empezaron a crearse otros tipos de uralita. Y todas ellas completamente inofensivas para la salud de las personas. Una nueva era.

Entre estos nuevos tipos de uralitas para tejados encontramos una amplia variedad. Como las uralitas con metal como la uralita de aluminio o la uralita de acero galvanizado, las uralitas desarrolladas con materiales plásticos, la uralita de fibra de vidrio o la uralita de imitación de teja. Cada una de ellas posee sus virtudes y sus defectos. Por esto es muy importante tener en cuenta el contexto y las necesidades concretas para elegir con buen criterio. En cada situación podría ser óptimo seleccionar una uralita u otra.

Tipos de uralita para tejados

¿Quieres utilizar alguno de estos tipos de uralitas para tejados sin amianto en tu inmueble pero no sabes cuál exactamente? En nuestra empresa profesional disponemos de una amplísima experiencia y conocemos todos los secretos de las uralitas, tanto de aquellas que poseen amianto como de aquellas que no. Por eso no lo dudes y contacta con nosotros. Además de proporcionarte asesoramiento personalizado, podemos llevar a cabo la instalación de dicha uralita de manera profesional y completamente segura.

Tipos de uralita

No queremos marcharnos sin subrayar algo extremadamente importante. Los tipos de uralita que poseen amianto o asbesto entre sus componentes son altamente peligrosos para la salud de todas las personas que se encuentran cerca de la misma. Y, en este sentido, si encuentras uralita debes contactar con profesionales como nosotros para que la inspeccionemos y procedamos a su retirada segura. Incluso podemos realizar la sustitución de uralita con amianto por alguna uralita sin amianto. Estamos a tu disposición.