¿Recuerdas nuestro artículo acerca de la composición de la uralita? En el mismo vimos que se encontraba compuesta por un aglomerante, generalmente cemento, y por ciertas fibras minerales procedentes de aquel material tan tóxico que denominamos indistintamente amianto o asbesto. Además, también vimos que estos últimos son altamente peligrosos para la salud de las personas debido a su biopersistencia en los pulmones. Por todo esto uralita es una palabra que infunde terror. Pero deberíamos replantearnos esto.

Uralita sin amianto

¿El motivo? La comercialización e instalación de uralita con amianto fue prohibida en nuestro país en el año 2002 de la mano de una normativa muy estricta. Desde entonces, el asbesto no puede ser utilizado durante la construcción de inmuebles ni durante la fabricación de productos. Además, y cuando la uralita de asbesto se encuentra en mal estado o alcanza su vida útil, es necesario retirarla profesionalmente. ¿Cómo logramos entonces las prestaciones que antes aportaba la uralita? Mediante uralita sin amianto.

Porque desde aquella prohibición, y como era de esperar, muchas compañías se pusieron manos a la obra y desarrollaron diferentes nuevos materiales englobados dentro del término general “uralita sin amianto“. Y la finalidad de todos ellos es la misma: permitir a las empresas constructoras y fabricantes disponer de unas materias primas capaces de proporcionar resistencia y aislamiento, como hacía la uralita convencional, pero sin poner en riesgo la salud de las personas. A fin de cuentas, esto es lo más importante.

Precio uralita sin amianto

Como decíamos, existen diferentes uralitas sin amianto. Así encontramos la uralita de plástico, compuesta de un aglomerante como el cemento y fibras de plástico en lugar de amianto, o la uralita de vidrio, donde ese último es sustituido por fibras de vidrio. Ambas proporcionan prestaciones muy avanzadas y son inocuos en el organismo humano. Y por eso cada vez más empresas utilizan estos materiales, especialmente a la hora de conformar tejados, tuberías y otros elementos que requieren aislamiento. ¿Pero cuánto valen?

Lógicamente, el precio de la uralita sin amianto varía en función de las diferentes empresas vendedoras. Y, de esta manera, podemos encontrar precios que van de los veinte euros el metro cuadrado a los cincuenta el metro cuadrado. Por eso es tan importante investigar debidamente el mercado y ponerse en las manos de la empresa que ofrezca la mejor combinación de calidad y precio. Una empresa como la nuestra, encargada de la instalación de uralita sin amianto desde hace décadas. Contáctanos y te ayudaremos en todo.

Uralita sin amianto precio

En concreto, escucharemos cuanto tienes que decirnos para generar una idea detallada y profunda de todas tus necesidades. Y, una vez dispongamos de esa información, nos lanzaremos a desarrollar un plan para que todo resulte perfecto. Nosotros mismos lo pondremos en marcha en el plazo acordado y cumpliremos con el tiempo establecido sin excepción. Sabemos que necesitas las cosas en un momento dado y nos esforzamos a la hora de respetarlo. Confía en nuestro servicio de instalación de uralita sin amianto.

Tejados de uralita sin amianto

¿Necesitas tejados de uralita sin amianto? En ese caso llámanos ahora mismo. Nuestros profesionales son expertos con una amplia trayectoria en la instalación de estas estructuras. Podemos hacerlo tanto si aún no existe ningún tejado en el inmueble como si existe otro tejado y buscas una sustitución. De hecho, y si tienes un tejado con uralita con amianto, nos encargamos de retirarlo de manera segura y conforme a la ley. Luego instalaremos el nuevo tejado con uralita sin amianto. No podría ser más sencillo. Te esperamos.