En nuestro blog llevamos mucho tiempo hablando de los riesgos que conlleva la exposición al amianto, con lo cual intentamos generar conciencia y una actitud mucho más precavida ante este mineral cancerígeno. Es fundamental. Pero nuestra intención consiste en producir un respuesta proporcionada al peligro, no miedos desproporcionados. Y, en este sentido, resulta esencial responder a esa pregunta tan reiterada por bastantes usuarios de nuestro blog: ¿qué pasa por respirar amianto una vez?

Inhalar amianto

En nuestro artículo titulado Enfermedad de la uralita vimos qué afecciones pueden desarrollarse tras una exposición muy continuada a las micropartículas del amianto. Así, cuando estas son inhaladas por nuestros pulmones una y otra vez, y dada la biopersistencia de las mismas en el organismo, van dañando los tejidos y pueden provocar desde asbestosis hasta cáncer de pulmón y pasando por mesotelioma pleural. Pero esto es extremadamente raro cuando la exposición es muy leve o puntual.

Qué pasa si respirar amianto

En la práctica totalidad de los casos, lo que pasa por respirar amianto una vez suele ser nada. De hecho, el desarrollo de las afecciones vinculadas a las micropartículas de amianto aparece tras años y años de estar expuestos a las mismas. No obstante, hay que tener en cuenta que el tiempo de exposición es solo un factor de riesgo, pero que existen muchos otros que debemos tener muy en cuenta. A continuación veremos cuáles son los más importantes para poder tomar aún más precauciones.

Consecuencias de respirar amianto

Las consecuencias de respirar amianto una sola vez, de manera puntual, suelen no producirse. Y decimos lo de “suelen” porque puede haber excepciones, pero son muy extrañas. Para que una sola exposición tenga el potencial de producir una enfermedad deberá ser una exposición muy profunda y con una inhalación con la dosis más masiva posible. En este sentido, en esto de qué pasa por respirar amianto una sola vez, otro de los factores claves es la dosis inhalada. Es una pieza importante de la ecuación.

Enfermedades por respirar amianto

Otro de los factores condicionantes son los tipos de uralita de amianto. Como ya hemos explicado en otros de nuestros artículos, amianto es un concepto utilizada para designar a seis minerales metamórficos. Y cada uno de ellos posee ciertas características particulares y cierto grado de toxicidad. Aunque todos dañan poco a poco los tejidos humanos, algunos lo hacen con mayor virulencia.

Efectos del amianto en los pulmones

Los efectos de respirar amianto una sola vez también dependen del tamaño y de la forma de las fibras de los amiantos. Así, existen fibras más delgadas que penetran más fuertemente en los pulmones y los dañan más. Como puedes ver, el qué pasa por inhalar amianto depende de muchas circunstancias, aunque repetimos que en la mayoría de las ocasiones no supone un grave problema.

Cómo se evita respirar amianto

La única manera que tenemos de respirar amianto es localizarlo y contratar a una empresa profesional para que lo retire de manera avanzada. Nosotros podremos eliminarlo con seguridad dado que contamos con los equipos de protección individual necesarios. Nuestra ayuda evita que muchas personas tengan que hacerse esa pregunta de qué pasa por inhalar amianto. Somos la solución.

Muertes por amianto

En nuestro país estuvimos utilizando el amianto como material de construcción entre los años cuarenta y el año 2001, cuando entró en vigor su prohibición. Y, durante todas esas décadas, muchas personas inhalaron amianto de manera continuada durante años, desarrollaron enfermedades letales y murieron. Hoy debemos trabajar unidos para alcanzar el desamianto total de la sociedad.

¿Pasa algo por respirar amianto una vez?

En resumen, y pese a que algunas circunstancias como el tipo de amianto o la dosis inhalada pueden marcar una diferencia, en general la respuesta a la famosa pregunta de qué pasa por respirar amianto una vez es nada. Pero debemos retirar el amianto rápidamente de nuestras vidas para estar debidamente protegidos.