El descubrimiento a finales del siglo XX de la toxicidad cancerígena del amianto produjo dos problemas muy importantes en nuestra sociedad. Por un lado, el más importante, la necesidad de eliminar el amianto que se había instalado durante décadas en los inmuebles españoles. Una tarea en la que empresas como la nuestra continúan trabajando. Por otro lado, encontrar materiales sustitutivos con propiedades similares a la uralita convencional. Es aquí donde entran las uralitas sin amianto como las uralitas de PVC.

Uralita de PVC

Las uralitas de PVC no son las únicas uralitas sin amiantos que las marcas fabricantes han desarrollado en estas dos décadas. Como ya explicamos en otros dos artículos de nuestro blog, también existen la uralita de vidrio y la uralita metálica. La primera suele utilizarse en su versión de uralita de imitación de teja porque resulta bastante estética, especialmente para viviendas. La segunda podemos hallarla en forma de uralita de aluminio o en forma de uralita de acero galvanizado, entre otras alternativas diferentes.

¿Pero qué nos proporciona la uralita de PVC? Como uralita de plástico, la uralita de PVC tiene capacidades y propiedades excelentes en materia de resistencia a los agentes ambientales y en aislamiento. Aislamiento eléctrico, término y acústico. Además, las uralitas de PVC son impermeables, lo que proporciona protección frente a las lluvias. En ese sentido, sin especialmente utilizadas en entornos con muchas precipitaciones. En nuestra empresa especializada hemos instalados cientos y cientos de estas placas.

Uralita PVC

Pero las uralitas de PVC nos proporcionan muchos otros beneficios. Como la transparencia. Si bien existen uralitas de PVC de diferentes colores, dándonos una gran variedad de alternativas, la uralita transparente de PVC es una de las más demandadas. Especialmente por aquellos propietarios de naves industriales o de los invernaderos, donde la necesidad de luz es mucho más elevada. En general, no solemos encontrar la uralita de PVC en las ciudades, sino en los alrededores y en las zonas rurales.

Por último debemos tener en cuenta una última ventaja de las uralitas de PVC respecto a las demás uralitas sin amianto: el precio. Así, las placas de uralita de PVC suelen costar entre diez y treinta euros en función de la tienda concreta donde la adquirimos. Por eso es fundamental investigar bien para adquirir placas de gran calidad que nos salgan lo más económicas posibles. ¿Estás pensando en utilizarlas para sustituir a las placas de uralita con amianto de tu inmueble? Recuerda que necesitas a los profesionales.

Uralitas de PVC

Y no, no se trata únicamente de una necesidad técnica, sino también de una necesidad legal. Porque desde la entrada en vigor de la normativa de 2002 referente al amianto, solo las empresas autorizadas e inscritas en el Registro de Empresas con Riesgo de Amianto pueden manipular este material.

Es una cuestión de seguridad pública. El amianto es extremadamente peligroso y la inhalación continuada e intensa de sus partículas puede derivar en enfermedades tan graves como el cáncer de pulmón. Si necesitas sustituir uralita convencional por uralita de PVC, contáctanos y nos encargaremos de todo.

Uralita PVC

En concreto, los profesionales de nuestra empresa realizarán una inspección in situ de la uralita de amianto y elaborarán una estrategia de retirada avanzada. Una vez implementada, trasladaremos los residuos a una planta autorizada e instalaremos la uralita de PVC de sustitución.

Un servicio preciso y económico. Porque en nuestra empresa cuidamos tanto del precio de las uralitas con PVC como del precio del procedimiento de retirada e instalación. Todo orientado a protegerte a ti y al resto de la sociedad de los efectos nocivos del amianto. Estamos a tu disposición.