Como hemos comentado en muchos otros artículos de nuestro blog, las uralitas con amianto fueron usadas por motivos de propiedades aislantes y resistentes. No en vano, el amianto resulta casi indestructible ante la
miríada de agentes ambientales existentes, además de aislar de la electricidad, la temperatura y el sonido. Y, en este sentido, es normal que, hasta el descubrimiento de su toxicidad, fuera tan utilizado. Desde entonces, han nacido nuevas uralitas inofensivas para sustituir a la original, como la uralita de policarbonato.

Uralita de policarbonato

Antes de nada, debemos tener en cuenta que, como el resto de uralitas desarrolladas a partir del año 2002, cuando entró en vigor la normativa que prohíbe la comercialización y utilización del amianto, la uralita con policarbonato es completamente inocua. Es decir, no posee absolutamente ningún efecto nocivo en la salud de los seres humanos. Esta es la razón por la que cada vez vemos más planchas de uralita sin amianto como la uralita de policarbonato en los inmuebles españoles. Son la solución al mal de la uralita con amianto.

En concreto, las empresas fabricantes de uralitas han desarrollado uralitas inocuas tan variadas como son la uralita metálica, entre la cual podemos encontrar uralita de aluminio o uralita de acero galvanizado. O como la uralita de plástico, dentro de la cual podemos hallar diversas variedades diferentes, entre las que está esa uralita de policarbonato de la que hablábamos anteriormente. Sin duda una de las uralitas más empleadas en la actualidad debido a sus propiedades y prestaciones particulares.

Uralita policarbonato

En concreto, son varias las características que conducen a tantas personas a decantarse por las uralitas de policarbonato. Como su resistencia y su carácter aislante, similar a la uralita con amianto original. O como su impermeabilidad, lo cual la hace perfecta para entornos muy lluviosos. O como el hecho de que posibilita el paso de la luz a través de ella. Una transparencia idónea para ciertos espacios que requieren mucha luz en su día a día como son los invernaderos o las naves industriales.

Por último, debemos hablar de su precio, puesto que las uralitas de policarbonato son las más económicas que pueden encontrarse en el mercado actual. Todo esto unido hace que quienes requieren una uralita muy efectiva, pero sin excesivo alarde estético, opten por esta uralita plástica. No obstante, quienes persiguen un impacto visual más atractivo suelen decantarse por otras alternativas como la uralita de imitación de teja o la uralita de fibra de vidrio. ¿Necesitas asesoramiento avanzado?

Uralita de policarbonato

En nuestra empresa llevamos dos décadas ayudando a cientos de personas a protegerse de los efectos de las uralitas con amianto. Entre otras cosas, disponemos de un servicio especializado de sustitución de la uralita convencional por uralita de plástico, incluida la uralita de policarbonato.

Porque esto resulta muy importante: solo los profesionales de las empresas autorizadas como la nuestra se pueden encargar de la manipulación de uralita con amianto. A diferencia de la uralita de policarbonato, la uralita tradicional es muy peligrosa, especialmente durante su manipulación.

Uralita policarbonato

El precio de las placas de uralita con policarbonato puede variar mucho en función de la tienda, así como de otros muchos condicionantes. Sin embargo, y de media, las placas más pequeñas de 125 x 155 valen unos 17 euros. El precio aumenta unos cinco euros por cada escalón de tamaño.

Pero lo importante no es únicamente el precio de la uralita de policarbonato en sí, sino también el precio del servicio en sí. Y en nuestra empresa te ofrecemos ambas cosas al mejor precio del sector. Cuidamos de ti y te protegemos mediante el servicio de sustitución de uralita más avanzado y económico.