Desde la década de los cuarenta y hasta finales del siglo XX, las constructoras de nuestro país empleaban el amianto como material ordinario de fabricación. Tenían sus razones. Después de todo este mineral contiene unas propiedades magníficas en cuanto a resistencia y aislamiento térmico, eléctrico y acústico. Por eso nos lo podemos encontrar en muchos hogares previos a su prohibición en 2002. Desde entonces, las marcas han desarrollado uralita sin amianto para sustituir a la uralita con amianto tóxica.

Uralita con y sin amianto en Madrid

Aquella uralita original poseía, como ya hemos apuntado, unas características increíbles que la convertían en una aliada fenomenal para las empresas constructoras y fabricantes. En tejados, en techos, en suelos, en paredes, en tuberías, en calerías, en bajantes, en depósitos de agua o en maquinarias pesadas. La uralita que empleaban dichas empresas estaba por todos lados. De hecho, continúa a nuestro alrededor. La uralita con y sin amianto conviven en nuestros edificios. ¿Pero cómo diferenciarlas?

En nuestro artículo titulado Cómo saber si mi uralita tiene amianto explicamos que no siempre podemos distinguir la uralita con amianto de la uralita sin amianto a simple vista. En ese sentido, en ocasiones resulta imprescindible realizar una inspección avanzada que implique tomar muestras y analizarlas en laboratorios especializados. Por supuesto, y dado que nuestra normativa actual solo permite la manipulación de amianto a las empresas autorizadas, es un procedimiento para profesionales.

Uralita con y sin amianto o asbestos

Nosotros podemos ayudarte con la inspección e identificación de la uralita. Gracias a nuestra experiencia en el sector podemos detectar la uralita con y sin amianto. En caso de que se trate de una variedad actual que no resulte perjudicial para la salud humana, como la uralita de vidrio o la uralita de plástico, podrás quedar tranquilo. En caso de que se trate de uralita con amianto, analizaremos su estado para determinar hasta qué punto representa una amenaza contra tu salud y la de quienes se encuentran cerca.

Después de todo, debemos tener en cuenta que la uralita es un fibrocemento. Es decir, una combinación del cemento con fibras. Y, mientras esta combinación sea compacta, las fibras no se volatilizarán en el ambiente. Eso impedirá que sean inhaladas por las personas y, en consecuencia, no representará un peligro para ellas. Pero esto cambia cuando la uralita se haya en malas condiciones. Por eso no se trata solo de cómo saber si mi uralita tiene amianto, sino también de reconocer su estado para tomar decisiones.

Uralita con y sin amianto precio

Cuando la uralita con amianto se encuentra deteriorada estamos obligados a retirarla. No tenemos opción. Y es que, al fin y al cabo, una uralita en malas condiciones que libera micropartículas biopersistentes es un problema de salud pública. Cuando se encuentra en buen estado tenemos opción. No obstante, nosotros nos decantamos por su retirada inmediata. Es un procedimiento que tarde o temprano llegará. ¿Qué sentido hay en arriesgarnos? Lo más recomendable es retirarla. O más bien sustituirla.

Porque no podemos retirar la uralita de amianto de un tejado o de una tubería y ya está. Necesitamos poner en su lugar uralita sin amianto no tóxica que proporcione prestaciones similares y que permita que el hogar pueda seguir funcionando con normalidad. En este sentido, en nuestra empresa somos expertos en uralita con y sin amianto. Contamos con todos los conocimientos y medios necesarios para ayudarte. Contáctanos y háblanos de tu situación. Nos pondremos en marcha de inmediato para proteger del amianto.