Desde que en 2002 se prohibiera la fabricación de productos que contengan amianto. Muchos usuarios se han sentido preocupados por los techos o los productos de uralita.  La uralita se fabricaba con un mineral metamórfico fibroso que puede ser perjudicial para la salud humana. Se trataba del amianto o asbesto. Este material guarda relación con la aparición de algunas enfermedades. Por eso, la principal preocupación que nos trasladáis es la relación entre la uralita y el cáncer. Hoy vamos a descubrir un poco más sobre este tema.

Uralita cancerígena

Hace ya un tiempo os hablamos en otro artículo de Cuándo es peligrosa la uralita. Y os descubrimos que todas las uralitas no traen problemas para la salud. La uralita se fabrica con distintos elementos fibrosos. Hoy en día es común encontrarnos todas con fibras de PVC o de vidrio. En estos casos no presentan ningún riesgo para el usuario. No obstante, durante mucho tiempo la fabricación de uralita incluía un mineral bastante peligroso para la salud humana. Se trata como ya os hemos comentado anteriormente del amiento. Por eso, muchas personas relacionan la uralita y el cáncer.

Sin embargo, debemos tener claro que esta relación la encontraremos siempre que la uralita sea antigua o presente algún tipo de deterioro. Todas las uralitas fabricadas posteriormente al 2002 utiliza otro tipo de fibras, como son las de PVC o vidrio. Por seguridad, para cualquier cambio o retirada de uralita debemos contar con profesionales que tomarán todas las medidas de seguridad. De hecho, nosotros ofrecemos este servicio cumpliendo todos los protocolos necesarios.

Cáncer y uralita

Por consiguiente, ¿cuál es la relación de la uralita y el cáncer? Como os comentábamos las fibras de amianto que componían la uralita son lo que realmente convierte a este elemento en peligroso. Con su deterioro estas fibras se separan del cemento y contaminan el ambiente. Siendo extremadamente perjudicial su inhalación. Por eso, nuestro equipo acude a retirar estos materiales ataviados con un equipo protector y la técnica empleada cuida que ninguna partícula de amianto contamine el lugar.

De hecho, la exposición al asbesto está relacionada con distintos tipos de cáncer como la fibrosis pulmonar, el cáncer de pulmón y el mesotelioma. De igual modo, existen sospechas, aún no confirmadas, de la relación entre la exposición al amianto y otros tipos de cánceres. 

La exposición al polvo de amianto es el principal factor que afecta a la aparición de estas enfermedades. Se habla de un periodo de latencia mínimo de 10 años para descubrir los síntomas de estas enfermedades. La uralita y el cáncer solo tendrán relación entre sí cuando existe una exposición prolongada a las fibras de amianto.

 Relación entre uralita y cáncer

Como ya os hemos comentado la relación entre uralita y cáncer está directamente relacionada con la exposición al amianto. Un techado de uralita en perfecto estado no tiene por qué ser un problema para la salud. El problema surge cuando la uralita llega al final de su vida útil y descubrimos zonas deterioradas. Entonces es hora de retirar la vieja uralita, tal y como obliga la normativa, para evitar cualquier problema. De hecho, son 3 las principales enfermedades que se relaciona con la exposición al amianto. Como ya hemos dicho: la fibrosis pulmonar, el cáncer de pulmón y el mesotelioma. Ya os contamos anteriormente en el artículo cómo saber si mi uralita tiene amianto, que la forma más segura de tratar con este elemento es contando con profesionales. Una empresa profesional como la nuestra podrá inspeccionar el material para descubrir si se trata de uralita con amianto. De hecho, debéis contar con empresas inscritas en el registro de empresas con riesgo de amianto (RERA). Y sobre todo olvidaros de manipular vosotros mismos dicha uralita