91 669 07 92 [email protected]

Las conducciones de fibrocemento, también conocidas como tuberías de amianto, han sido ampliamente utilizadas en la construcción de sistemas de agua potable y alcantarillado durante décadas. Aunque este material es resistente y duradero, se ha demostrado que el amianto presente en su composición es altamente tóxico y puede causar enfermedades respiratorias y cáncer en los trabajadores y usuarios de las instalaciones. Debido a esto, la eliminación gradual del amianto se ha convertido en una prioridad para los países de la Unión Europea, incluyendo España. 

Cuándo se comenzaron a usar las conducciones de agua con fibrocemento

Las conducciones de agua con fibrocemento se popularizaron en los años cuarenta. 

Popularización en los años cuarenta

El uso de conducciones de agua con fibrocemento comenzó a popularizarse en la década de 1940. El fibrocemento es un material compuesto que se produce a partir de una mezcla de cemento y fibras de refuerzo, como el amianto o la celulosa. La alta resistencia y durabilidad del fibrocemento lo convierten en un material ideal para la construcción de tuberías de agua potable y otros sistemas de distribución de agua.

En esa época, el fibrocemento se convirtió en una alternativa popular a los materiales tradicionales de tuberías de agua, como el hierro fundido y el acero galvanizado, que eran más pesados, más caros y más propensos a la corrosión y al desgaste. El fibrocemento ofrecía una opción más económica y resistente para la distribución de agua potable en áreas urbanas y rurales.

Por qué se obliga a sustituir las conducciones de fibrocemento

Es obligatorio sustituir conducciones de fibrocemento tras la publicación de la Directiva europea 2003/18/CE. 

Directiva europea 2003/18/CE: protección de los trabajadores ante el amianto

Una de las principales razones por las que se obliga a sustituir las conducciones de fibrocemento es por la presencia de amianto en su composición. El amianto es una fibra mineral natural que se utilizó ampliamente en la construcción de materiales como el fibrocemento, debido a su alta resistencia y durabilidad.

Sin embargo, se ha demostrado que la exposición prolongada al amianto puede provocar enfermedades graves como el mesotelioma, la asbestosis y el cáncer de pulmón. Por lo tanto, la Directiva europea 2003/18/CE establece medidas específicas para proteger a los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición al amianto, incluyendo la eliminación del amianto de los lugares de trabajo.

La eliminación de las tuberías de fibrocemento con amianto se considera una medida preventiva importante para minimizar los riesgos de exposición al amianto para los trabajadores y para la población en general. Por lo tanto, muchos países han establecido regulaciones y políticas para la eliminación gradual de las tuberías de fibrocemento con amianto y su sustitución por otros materiales más seguros.

Si lo que te gusta de este material son las características de resistencia, puedes optar por productos de fibrocemento sin amianto, que ofrece unas ventajas igual de buenas.

Cuáles son los peligros de las conducciones de fibrocemento

Las conducciones de fibrocemento peligros son:

Transmisión de micropartículas al agua

Las conducciones de fibrocemento pueden presentar un problema de transmisión de micropartículas al agua que circula por ellas. Esto se debe a que el material de fibrocemento puede degradarse con el tiempo, lo que puede provocar que pequeñas partículas del mismo se desprendan y se mezclen con el agua.

La presencia de estas micropartículas en el agua puede afectar su calidad y hacerla inapropiada para el consumo humano. Además, algunas de estas partículas pueden contener sustancias químicas tóxicas, lo que aumenta aún más el riesgo para la salud.

Ingestión del material tóxico

Otro de los peligros asociados a las conducciones de fibrocemento es la posible ingestión de material tóxico. Esto se debe a que algunas de las sustancias químicas presentes en el material de fibrocemento son altamente tóxicas, especialmente si se ingieren.

En caso de que el material de fibrocemento se degrade o se rompa, es posible que algunas de estas sustancias tóxicas se liberen y se mezclen con el agua que circula por las conducciones. Si se consume esta agua contaminada, puede provocar graves problemas de salud.

Aparición de enfermedades pulmonares

La manipulación o el mantenimiento de las conducciones de fibrocemento también puede representar un peligro para la salud. En particular, la exposición prolongada a las fibras de amianto, un componente común del fibrocemento, puede provocar la aparición de enfermedades pulmonares graves.

La inhalación de estas fibras puede provocar daños en los pulmones y aumentar el riesgo de desarrollar enfermedades como la asbestosis, la fibrosis pulmonar o el mesotelioma. Estas enfermedades son crónicas y pueden ser mortales.

Riesgo de cáncer de pulmón

Finalmente, uno de los mayores peligros asociados a las conducciones de fibrocemento es el riesgo de desarrollar cáncer de pulmón. Como ya hemos mencionado, la exposición prolongada a las fibras de amianto presentes en el material de fibrocemento puede provocar daños en los pulmones y aumentar el riesgo de desarrollar esta enfermedad.

El cáncer de pulmón es una enfermedad grave y potencialmente mortal que puede tener graves consecuencias para la salud de quienes la padecen. Por esta razón, es importante extremar las precauciones y seguir las medidas de seguridad recomendadas al manipular o trabajar con materiales que contengan fibras de amianto.

Cómo detectar las conducciones antiguas de fibrocemento

Para detectar las conducciones antiguas fibrocemento tienes que tener en cuenta:

Etiqueta de fabricación

Las conducciones de fibrocemento suelen llevar una etiqueta de fabricación que indica el nombre del fabricante, el tipo de producto y el año de fabricación. Si la etiqueta está presente y legible, es posible determinar si se trata de un producto que contiene amianto y cuándo fue fabricado.

En algunos casos, la etiqueta también puede incluir información sobre la composición exacta del material de fibrocemento utilizado en la conducción, lo que puede ser útil para determinar si contiene amianto o no.

Año de construcción

Otra forma de determinar si una conducción es de fibrocemento es mediante el año de construcción del edificio o la estructura en la que se encuentra. Las conducciones de fibrocemento se utilizaron ampliamente en la construcción de viviendas y edificios públicos durante las décadas de 1950 a 1980.

Si sabes que un edificio fue construido durante ese período de tiempo, es probable que las conducciones de agua o gas que se encuentran dentro del edificio sean de fibrocemento. Sin embargo, es importante que tengas en cuenta que no todos los edificios construidos durante este período tienen conducciones de fibrocemento, ya que también se utilizaron otros materiales.

Test de análisis

La forma más segura y efectiva de detectar las conducciones de fibrocemento es mediante un test de análisis. Este test consiste en tomar una muestra del material de la conducción y analizarlo en un laboratorio para determinar si contiene amianto u otras sustancias tóxicas.

Es importante destacar que este tipo de test debe ser realizado por un profesional capacitado y con experiencia en el manejo de materiales peligrosos, ya que el proceso de tomar la muestra y manejar el material puede ser peligroso si no se toman las precauciones adecuadas.

Cuándo es obligatorio sustituir las conducciones de uralita

Es obligatorio sustituir conducciones de fibrocemento cuando:

Fin de la vida útil

Las conducciones de uralita tienen una vida útil que varía dependiendo del tipo de material y del uso al que se hayan destinado. En general, se considera que la vida útil de estas conducciones es de unos 50 años, pero este periodo puede ser mayor o menor dependiendo de factores como la calidad del material, la exposición a agentes externos, el tipo de líquidos que se han transportado, entre otros.

Gran deterioro de la estructura

El deterioro de la estructura de la conducción de uralita puede ser causado por factores externos como la corrosión, la exposición a agentes químicos, la presencia de microorganismos, entre otros. Este deterioro puede causar la rotura o fractura de la tubería, lo que puede provocar fugas y filtraciones que, en casos graves, pueden llegar a afectar a la integridad estructural del edificio.

Qué materiales usar para reemplazar la conducción de amianto

Para sustituir conducciones de fibrocemento puedes optar cualquiera de estos materiales: 

  • PVC: El PVC es uno de los materiales más utilizados para la fabricación de tuberías, debido a su durabilidad, resistencia y facilidad de instalación. Las tuberías de PVC no contienen amianto y son aptas para el transporte de líquidos y gases a baja presión.
  • PE (Polietileno): El polietileno es otro material que puede ser utilizado para la fabricación de tuberías de reemplazo para las conducciones de amianto. Las tuberías de PE son flexibles, resistentes a la corrosión, fáciles de instalar y pueden soportar altas presiones.
  • PP (Polipropileno): El polipropileno es otro material que puede ser utilizado para la fabricación de tuberías de reemplazo para las conducciones de amianto. Las tuberías de PP son resistentes a la corrosión, duraderas, ligeras y fáciles de instalar.
  • Fibra de vidrio: La fibra de vidrio es un material resistente y duradero que puede ser utilizado para la fabricación de tuberías de reemplazo para las conducciones de amianto. Las tuberías de fibra de vidrio son resistentes a la corrosión, a altas temperaturas y a la mayoría de los productos químicos.

Cómo cambiar las conducciones de fibrocemento

Si quieres cambiar conducciones de fibrocemento tienes que optar por contactar con una empresa especializada en retirada de materiales que contienen amianto, como es el caso de las conducciones de fibrocemento. 

Empresa autorizada RERA

Una empresa de retirada de uralita inscrita en el RERA (Registro de Empresas con Riesgo de Amianto), como la nuestra, será tu principal aliada para retirar las conducciones de fibrocemento y así sustituirlas por otras nuevas. Si quieres conocer más sobre nuestros servicios para cambiar conducciones de fibrocemento, no dudes en rellenar el formulario de nuestra página web. 

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?