En nuestra anterior entrada os hablamos de la relación de la uralita y el cáncer. Precisamente ese es el aspecto que más nos suele preocupar de los techos de uralita. Sin embargo, ya os hemos explicado cuándo es peligrosa la uralita y sabemos que si no está dañada no debe preocuparnos demasiado. Sin embargo, ¿Cómo quitar la uralita? Hoy nos centraremos en las medidas que se deben tomar a la hora de retirar techos de fibrocemento.  Por lo que descubriremos como quitar la uralita para evitar cualquier problema de contaminación de fibras.

Cómo quitar la uralita

Desde 2002 los techos fabricados con planchas de uralita no utilizan amianto en sus fibras. Por lo tanto, a la hora de retirar este material sabemos que las medidas son diferentes. Ya os contamos anteriormente que la uralita se compone de cemento y un refuerzo de fibras. Hoy en día las que más se utilizan son las fibras de vidrio. No obstante, durante muchos años se utilizaban las fibras de amianto. Este material es tóxico y puede provocar multitud de enfermedades en el ser humano. Por eso es fundamental que quien se encargue de la retirada de la uralita sepa cómo quitar la uralita con total seguridad.

La normativa nos habla de su obligada retirada cuando estas planchas han terminado su vida útil. ¿Cómo sabemos que ha llegado es el momento? Es muy simple, cuando presentan roturas o desperfectos. Ese momento es crucial para planificar su retirada. Se entiende que al no estar en perfecto estado su vida útil ha llegado a su fin. No obstante, debemos ser rápidos. Pues una uralita intacta no es peligrosa, pero encuentro tiene desperfectos puede contaminar el ambiente al soltar sus fibras de amianto. Por ello siempre debéis acudir a personal cualificado.

Uralita cómo quitarla

Al contratar una empresa de retirada de uralita como la nuestra, sabes que el personal que se encarga de ello conoce bien todas las normas de seguridad. Además, no solo se encargarán de la retirada, sino que trasladarán este material tóxico a un centro de tratamiento de residuos apropiado.

¿Cómo es el procedimiento de retirada de la uralita? Cómo quitar la uralita no es una tarea sencilla. Se necesita cumplir con toda la normativa y eso lleva un tiempo determinado. Sobre todo, por los trámites que hay que realizar para asegurarnos que se realiza un tratamiento adecuado. Por eso, al contar con nuestro equipo te ahorras todos estos trámites, ya que nosotros nos encargamos de todo el proceso desde el primer momento.

Lo primero que se debe hacer es acudir al lugar preparado para la retirada de la uralita. Cada operario tendrá que ir ataviado con su equipo de protección individual (EPI). De este modo se protege a la persona que va a manipular la uralita que puede tener amianto.

Cómo quitar una uralita

Tenemos al personal preparado y protegido. Es entonces cuando llega el momento y descubrimos cómo quitar la uralita con seguridad. Para conseguirlo todo el material debe ser cubierto para que en su retirada no corramos riesgo de contaminación del ambiente. Al retirar la uralita se puede generar un polvo que podría contener dichas fibras de amianto. Por eso, mantenemos todo el material cubierto para evitar cualquier posibilidad de contacto con él.

Como veis se trata de un proceso largo y muy especializado. No puede enfrentarse a cualquier persona a este reto. Cómo quitar la uralita es una labor única y exclusiva de profesionales. Pues solo ellos sabrán todas las medidas necesarias para evitar cualquier posible contaminación por amianto. No nos cansamos de repetir que debes contar siempre con un equipo que se preocupe de cada detalle. Por eso te invitamos a contactarnos si necesitas cualquier tipo de ayuda en la retirada de uralita.