91 669 07 92 [email protected]

La elección del material adecuado es fundamental para garantizar no solo la estética del edificio sino también su funcionalidad y durabilidad a largo plazo. En el corazón de las opciones clásicas y eficaces, se encuentra la teja plana marsellesa, un producto que combina tradición, belleza y resistencia. En nuestra empresa, especializada en la manipulación y retirada de uralita en Madrid, entendemos la importancia de seleccionar el material adecuado para cada tejado. Por eso, queremos dedicar este artículo a explorar en profundidad todo lo que necesitas saber sobre las tejas marsellesas, desde su historia y características hasta consejos para su montaje y mantenimiento.

Elegir teja

La teja marsellesa no es solo un componente para tu tejado; es una elección que refleja un compromiso con la calidad y el estilo. A través de este artículo, te guiaremos en el viaje hacia comprender por qué la teja marsellesa sigue siendo una de las opciones más populares y respetadas en el mundo de la arquitectura. Te invitamos a sumergirte en este texto, donde desvelaremos cada detalle que hace a la teja marsellesa una opción inigualable para tu proyecto. Con nuestra experiencia y tu visión, juntos podemos crear espacios no solo habitables sino también llenos de historia y belleza.

Cómo es una teja marsellesa antigua

Las tejas marsellesas antiguas son verdaderas reliquias arquitectónicas que cuentan historias de épocas pasadas y demuestran la durabilidad de los materiales utilizados en la construcción tradicional. Estas tejas, con su característico diseño plano y su estética atemporal, han cubierto los tejados de innumerables edificaciones a lo largo de los años, sobreviviendo a las inclemencias del tiempo y a los cambios en las tendencias arquitectónicas.

Aspecto Visual y Textura

Una teja marsellesa antigua típicamente presenta un color rojizo o terracota, aunque los tonos pueden variar ligeramente debido a los diferentes tipos de arcilla utilizados y los métodos de cocción a lo largo de los años. Con el tiempo, estas tejas adquieren una pátina única, una especie de testimonio de las variadas condiciones climáticas a las que han sido expuestas. Esta pátina no solo añade carácter sino que también es un indicador de la resiliencia del material. La textura rugosa y a veces irregular de estas tejas añade un encanto rústico y una profundidad visual que es difícil de replicar en productos más modernos.

Durabilidad y Resistencia

La teja marsellesa antigua es renombrada por su durabilidad. Hechas originalmente de arcilla cocida, estas tejas han resistido el paso del tiempo, algunas durando más de un siglo. Su capacidad para soportar condiciones extremas de clima, desde el calor abrasador del verano hasta las heladas del invierno, demuestra la calidad del material y la maestría de los métodos de fabricación tradicionales. A pesar de su edad, muchas de estas tejas aún funcionan excepcionalmente bien, protegiendo los edificios de las infiltraciones de agua y contribuyendo a la regulación térmica de los interiores.

Valor Estético y Patrimonial

La teja marsellesa antigua no solo es apreciada por su funcionalidad sino también por su valor estético. Incorporar estas tejas en una construcción o en la renovación de un edificio histórico es una manera de preservar un enlace visual con el pasado. Para muchos, elegir tejas marsellesas antiguas es una decisión motivada por el deseo de mantener la autenticidad y el carácter de una propiedad. Además, su uso contribuye a la conservación del patrimonio arquitectónico, manteniendo vivas las técnicas y estilos constructivos de antaño.

Características de las tejas marsellesas

Las tejas marsellesas son ampliamente reconocidas y utilizadas en la construcción de tejados por sus distintivas características que las hacen ideales para una variedad de climas y estilos arquitectónicos. Aquí se detallan sus atributos más destacados:

Roja

El color rojo es emblemático de la teja marsellesa, ofreciendo un tono vibrante y cálido que añade carácter y encanto a cualquier edificación. Este color proviene de la arcilla natural utilizada en su fabricación, que al cocerse adquiere tonalidades que van desde rojos intensos hasta terracotas más suaves. La variación sutil de colores proporciona una estética natural y una riqueza visual, lo que las hace únicas en cada aplicación.

Plana

La teja marsellesa se caracteriza por su perfil plano, lo que la distingue de otros tipos de tejas con curvaturas más pronunciadas. Esta planitud permite una instalación más eficiente y una mejor alineación en el tejado, creando superficies más lisas y homogéneas. La forma plana también contribuye a una mejor escurrimiento del agua de lluvia y reduce la acumulación de residuos, lo que mejora la durabilidad y reduce el mantenimiento.

Tradicional

Con un legado que se remonta a siglos atrás, la teja marsellesa es sinónimo de tradición en la construcción de tejados. Su diseño ha sido perfeccionado a lo largo del tiempo para maximizar su funcionalidad y estética. Elegir tejas marsellesas es optar por una solución probada y confiable que ha sido parte de la arquitectura europea y mundial, dotando a los edificios de un aspecto clásico y atemporal.

Doble canal

Algunas tejas marsellesas presentan un diseño de doble canal, mejorando significativamente su capacidad para drenar el agua de lluvia y reducir la posibilidad de filtraciones. Este diseño permite que el agua fluya eficientemente a lo largo de la teja y se aleje de la estructura del tejado, proporcionando una protección adicional contra las inclemencias del tiempo.

Encaje longitudinal y transversal

Las tejas marsellesas están diseñadas para encajar perfectamente unas con otras tanto longitudinal como transversalmente. Este encaje asegura una cobertura sólida y continua del tejado, minimizando las brechas por donde podría infiltrarse el agua. Esta característica no solo mejora la impermeabilidad del tejado, sino que también proporciona una resistencia adicional contra el viento y otros factores ambientales.

Impermeable

La impermeabilidad es una de las características más importantes de la teja marsellesa. Tratadas para resistir la absorción de agua, estas tejas ayudan a mantener la estructura del tejado seca y protegida de los daños causados por la humedad. Esta característica es crucial en climas donde las lluvias son frecuentes o en zonas propensas a tormentas, asegurando que el tejado mantenga su integridad y funcionalidad a lo largo del tiempo.

Tipos de tejas marsellesas

Los tipos de tejas marsellesas varían en función de sus características específicas, que están diseñadas para adaptarse a diferentes estilos arquitectónicos, climas y preferencias personales. Aunque todas mantienen la esencia de la tradicional teja marsellesa, sus variaciones ofrecen soluciones para prácticamente cualquier necesidad de construcción de tejados. A continuación, se presentan algunos de los tipos más comunes:

Teja Marsellesa Clásica

Es el tipo más tradicional y reconocido, caracterizado por su color rojo terracota y su forma plana. Es ampliamente utilizada en la restauración de edificios históricos y en la construcción de nuevos proyectos que buscan un aspecto clásico y atemporal. Su diseño simple pero eficaz ofrece una excelente durabilidad y resistencia a las condiciones climáticas adversas.

Teja Marsellesa con Acabado Vitrificado

Este tipo de teja ofrece un acabado brillante y una mayor gama de colores gracias al proceso de vitrificado. El vitrificado no solo mejora la estética de la teja, sino que también proporciona una capa adicional de protección contra la humedad y la suciedad. Es una opción popular para proyectos que buscan combinar el estilo tradicional con un toque moderno y distintivo.

Teja Marsellesa Envejecida

Para aquellos que prefieren un aspecto más rústico o quieren que su edificación se integre armoniosamente en un entorno histórico, las tejas marsellesas envejecidas son la opción ideal. Estas tejas son tratadas para replicar el aspecto de las tejas antiguas, ofreciendo una pátina y textura que imitan años de exposición a los elementos.

Teja Marsellesa de Doble Canal

Las tejas de doble canal ofrecen una mejora en el drenaje del agua, siendo una opción preferente en regiones con lluvias intensas o frecuentes. Su diseño específico permite una mejor canalización del agua, reduciendo el riesgo de filtraciones y aumentando la durabilidad del tejado.

Teja Marsellesa de Colores Especiales

Mientras que el rojo terracota es el color más asociado con las tejas marsellesas, existen opciones en una variedad de colores para adaptarse a diferentes gustos y requerimientos arquitectónicos. Estos colores pueden variar desde tonos más suaves y neutros hasta colores más vibrantes y distintivos, ofreciendo una personalización sin sacrificar la calidad y resistencia características de la teja marsellesa.

Teja Marsellesa Ecológica

Con un enfoque en la sostenibilidad, algunas variantes de la teja marsellesa están fabricadas con materiales reciclados o procesos que reducen el impacto ambiental. Estas tejas ofrecen la misma estética y durabilidad que las tradicionales, pero con la ventaja añadida de ser más amigables con el medio ambiente.

Montaje de tejado con teja marsellesa

El montaje de un tejado con teja marsellesa es un proceso que requiere precisión, conocimiento técnico y una cuidadosa planificación. Aunque las técnicas específicas pueden variar ligeramente en función del tipo de teja marsellesa y de la estructura del tejado, hay pasos generales que se deben seguir para asegurar un montaje exitoso y duradero. Aquí te detallamos el proceso general:

1. Preparación del Tejado

Antes de comenzar la instalación, es crucial preparar adecuadamente la superficie del tejado. Esto incluye asegurar que la estructura sea sólida y esté en buen estado, sin signos de daño o deterioro. También es importante limpiar la superficie, eliminando cualquier residuo, polvo o material que pueda impedir una buena adherencia o alineación de las tejas.

2. Instalación de la Barrera Impermeabilizante

Una barrera impermeabilizante se coloca sobre la superficie del tejado antes de instalar las tejas. Esta capa adicional de protección ayuda a prevenir las filtraciones de agua, asegurando que el tejado sea completamente impermeable. Es esencial que esta barrera se instale correctamente, cubriendo toda el área y solapándose adecuadamente en las uniones.

3. Colocación de las Tejas

La colocación de las tejas marsellesas comienza desde la parte inferior del tejado, avanzando hacia arriba en filas superpuestas. Cada teja debe alinearse precisamente con sus vecinas y fijarse firmemente en su lugar. Es fundamental mantener un orden y un patrón uniforme durante la colocación para asegurar la integridad estructural y el aspecto estético del tejado.

– Encaje Longitudinal y Transversal:

Cada teja marsellesa está diseñada para encajar perfectamente con las tejas adyacentes, tanto longitudinal como transversalmente. Este encaje asegura que no queden huecos o espacios por donde pueda filtrarse el agua. Durante el montaje, es importante verificar constantemente que todas las tejas estén bien encajadas y alineadas.

– Fijación de las Tejas:

Dependiendo del tipo de teja y de las condiciones climáticas de la zona, se pueden utilizar diferentes métodos de fijación, como clavos, tornillos o adhesivos especiales. La elección del método de fijación debe basarse en las recomendaciones del fabricante y en las normativas locales de construcción.

4. Instalación de Accesorios

Finalmente, se instalan todos los accesorios necesarios, como cumbreras, limatesas y otros elementos especiales que ayudan a sellar y proteger el tejado. Estos accesorios no solo contribuyen a la impermeabilidad y durabilidad del tejado, sino que también completan su aspecto estético.

5. Inspección y Limpieza Final

Una vez completada la instalación, es importante realizar una inspección detallada para asegurarse de que todas las tejas estén correctamente colocadas y fijadas. Cualquier ajuste necesario debe hacerse antes de considerar finalizado el trabajo. La limpieza final del sitio asegura que se retiren todos los residuos y materiales sobrantes, dejando el tejado limpio y listo para ser admirado. El montaje de un tejado con teja marsellesa, realizado correctamente, no solo proporcionará una cubierta hermosa y tradicional, sino que también garantizará una protección duradera contra las inclemencias del tiempo.