91 669 07 92 [email protected]

La presencia de la uralita en edificios ha sido una práctica común durante décadas debido a sus propiedades versátiles y duraderas. Sin embargo, en los últimos años, el uso de la uralita ha generado preocupaciones debido a los riesgos asociados con el amianto, un componente presente en versiones más antiguas de este material.

En este artículo exploraremos los diferentes usos en varios tipos de edificios, así como las normativas y alternativas disponibles en el mercado para garantizar la seguridad y salud de los ocupantes y trabajadores.

Usos de la uralita en edificios

La uralita, un material compuesto principalmente de cemento y fibras de amianto (aunque versiones modernas utilizan materiales menos nocivos), fue ampliamente utilizada en la construcción de edificios durante décadas debido a su versatilidad, durabilidad y facilidad de instalación.

Sin embargo, su utilización ha disminuido en los últimos años debido a preocupaciones sobre la seguridad y la salud relacionadas con el amianto.

Estos son algunos de los usos más comunes de la uralita en edificios:

  • Techos. La uralita ha sido ampliamente utilizada en la construcción de techos debido a su resistencia y durabilidad. Se instalaba tanto en edificios residenciales como comerciales para proteger los espacios interiores de la intemperie y proporcionar aislamiento térmico. Los techos de fibrocemento eran una opción popular debido a su bajo coste y facilidad de instalación, además de su capacidad para resistir los efectos del clima y el paso del tiempo.
  • Cubiertas. En edificios con áreas exteriores como terrazas o porches, la uralita se empleaba para construir cubiertas. Su resistencia a la humedad y su fácil instalación la convertían en una opción ideal para proteger estas áreas del clima adverso. Las cubiertas de fibrocemento pueden soportar las condiciones exteriores durante años con un mantenimiento mínimo, lo que las hacía populares entre los propietarios y constructores.
  • Divisiones interiores. Además de su uso en techos y cubiertas, la uralita también se ha utilizado ampliamente en la construcción de divisiones interiores dentro de los edificios. Su versatilidad permitía crear paredes divisorias en oficinas, almacenes y otros espacios interiores. La uralita también es fácil de cortar y manejar, lo que la convertía en una opción conveniente para adaptar los espacios según las necesidades del usuario.

Tipos de edificios con uralita

Como hemos comentado en otras ocasiones, la uralita ha sido utilizada en una variedad de edificios debido a sus propiedades versátiles y duraderas. Algunos tipos comunes de edificios donde se ha empleado el fibrocemento incluyen edificios residenciales, comerciales, industriales y agrícolas.

Sin embargo, es importante destacar que su uso puede representar un peligro para la salud debido al contenido de amianto, lo que ha llevado a una disminución en su utilización en los últimos años.

Residenciales

Anteriormente, la uralita era común en techos y cubiertas de edificaciones residenciales, tanto unifamiliares como multifamiliares. Esta aplicación proporcionaba protección contra los elementos y ayudaba a mantener los espacios interiores secos. Además, la uralita en edificios se utilizaba en divisiones interiores para separar diferentes áreas dentro de las viviendas, ofreciendo una solución versátil para la construcción residencial.

Industriales

En el ámbito industrial también podíamos encontrar uralita en edificios industriales. El fibrocemento se empleaba ampliamente en la construcción de techos y cubiertas en fábricas, almacenes y otras instalaciones del estilo gracias a que era un material resistente a la intemperie que servía para proteger los espacios interiores de estas estructuras y proporcionar un espacio de trabajo para los empleados, siendo una opción para entornos industriales exigentes.

Comerciales

Los edificios comerciales, como oficinas, centros comerciales y locales comerciales, también hacían uso de la uralita en edificios en sus techos y cubiertas. Esta aplicación garantizaba la protección de los espacios interiores, de los clientes y empleados que frecuentaban estos lugares, proporcionando una solución y de bajo mantenimiento para la construcción comercial.

Agrícolas

En el ámbito agrícola, podíamos encontrar uralita en edificios agropecuarios, ya que se solía utilizar en la construcción de estructuras como granjas, invernaderos y almacenes agrícolas. Su resistencia a la intemperie la hacía ideal para proteger los cultivos y el equipo agrícola de las condiciones climáticas adversas, mientras que su durabilidad aseguraba una larga vida útil en entornos agrícolas exigentes.

Riesgos del uso de uralita en edificios

El uso extendido de uralita en edificios ha generado preocupación debido a los riesgos asociados con este material. Los principales peligros derivan de la presencia de amianto en la composición de la uralita, un material que tiene un impacto negativo tanto para la salud humana como para el medio ambiente.

Los riesgos del uso de uralita en edificios incluyen:

  • Liberación de fibras de amianto. Durante la manipulación o deterioro del material, existe el riesgo de que las fibras de amianto presentes en la uralita sean liberadas al aire, aumentando la exposición a este agente carcinógeno.
  • Inhalación de fibras de amianto. La inhalación de estas fibras puede provocar graves problemas respiratorios, incluyendo enfermedades como el cáncer de pulmón y el mesotelioma, representando un riesgo significativo para la salud de las personas.
  • Contaminación ambiental. La presencia de fibras de amianto en el suelo o el agua circundante puede causar contaminación ambiental, afectando negativamente a los ecosistemas locales y la salud de la flora y fauna.
  • Exposición de trabajadores. Los trabajadores que realizan tareas de mantenimiento o retirada de la uralita corren el riesgo de estar expuestos a las fibras de amianto, lo que puede tener graves consecuencias para su salud si no se toman las medidas de protección adecuadas.
  • Impacto en la comunidad. La dispersión de fibras de amianto en el aire puede afectar a personas cercanas a los edificios que contienen este material, aumentando el riesgo de exposición y los problemas de salud asociados.

Normativas sobre la uralita en edificios

En cuanto a las normativas relacionadas con la uralita en edificios, es importante tener en cuenta que estas pueden variar según el país y la región. Sin embargo, en muchos lugares se aplican regulaciones específicas para garantizar el manejo seguro del fibrocemento, especialmente cuando contiene amianto.

Las normativas relacionadas con la uralita en España son:

  • Ley 34/2007, de 15 de noviembre, de calidad del aire y protección de la atmósfera. Esta ley establece disposiciones para el control de la contaminación por asbestos, incluida la gestión de materiales que contienen amianto en edificios. Se centra en la identificación, evaluación y gestión segura de materiales que contienen amianto, como la uralita, con el objetivo de proteger la salud pública y el medio ambiente.
  • Real Decreto 396/2006, de 31 de marzo. Este Real Decreto establece disposiciones mínimas de seguridad y salud aplicables a los trabajos con riesgo de exposición al amianto. Define medidas para la protección de los trabajadores, la evaluación de riesgos, la formación y la información de los empleados, así como los procedimientos de trabajo seguros para evitar la exposición al amianto.
  • Normativa autonómica. Además de las regulaciones a nivel nacional, algunas comunidades autónomas en España han establecido normativas específicas relacionadas con el manejo y la gestión de materiales que contienen amianto. Estas normativas pueden complementar las disposiciones a nivel nacional y abordar aspectos específicos relacionados con la gestión de la uralita en edificios dentro de sus territorios.

Alternativas al uso de uralita con amianto en edificios

En la actualidad, la conciencia sobre los riesgos asociados con el amianto ha impulsado el desarrollo y la adopción de alternativas más seguras y respetuosas con el medio ambiente para la construcción y renovación de edificios, como por ejemplo:

  • Paneles de fibrocemento sin amianto. Los paneles de fibrocemento son una alternativa común y segura a la uralita con amianto. Estos paneles están compuestos por cemento reforzado con fibras sintéticas o de vidrio, lo que los hace resistentes y duraderos. Los paneles de fibrocemento se utilizan en una variedad de aplicaciones, incluidos techos, cubiertas y revestimientos de paredes, ofreciendo protección contra los elementos y aislamiento térmico.
  • Tejas de cerámica o hormigón: Las tejas de cerámica u hormigón son otra alternativa popular a la uralita con amianto para techos y cubiertas. Estas tejas son duraderas, resistentes a la intemperie y están disponibles en una variedad de estilos y colores para adaptarse a las necesidades estéticas de cualquier edificio.
  • Paneles de polímero reforzado con fibra de vidrio (PRFV). Los paneles de polímero reforzado con fibra de vidrio (PRFV) son una opción moderna y resistente para techos y cubiertas. Estos paneles están compuestos por resinas de poliéster reforzadas con fibra de vidrio, lo que los hace ligeros, duraderos y resistentes a la corrosión. Los paneles de PRFV ofrecen una excelente resistencia mecánica y son ideales para aplicaciones donde se requiere una alta resistencia y durabilidad.
  • Techos verdes o cubiertas vegetales. Los techos verdes o cubiertas vegetales son una alternativa ecológica y sostenible a la uralita con amianto. Estos sistemas consisten en la instalación de vegetación y sustrato sobre una capa impermeable, proporcionando beneficios adicionales como aislamiento térmico, absorción de agua de lluvia y mejora de la calidad del aire.

En resumen, la presencia de uralita en edificios ha sido común, pero es esencial abordar los riesgos asociados con el amianto. Conocer y cumplir las normativas vigentes es crucial para garantizar la seguridad y salud de todos los implicados.

Si te encuentras con la presencia de uralita en edificios de tu alrededor y buscas una solución segura, no dudes en contactarnos. Como expertos en retirada de uralita en Madrid, estamos aquí para ayudarte a deshacerte de ella de forma segura y responsable.

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?